Camboya en 10 días: Siem Reap, Koh Rong y Phnom Penh

Día 1 (8 de marzo): Llegada a Phnom Penh

Llegada sobre 20h. Me hago el visado en el aeropuerto de Phom Penh, lo cual es un poco caos (por no decir mucho), y encima me dieron el cambio en dólares antiguos que no me aceptaron en todo el viaje (dólares del año 1985). Así que cuidado con el cambio. Tardo una media horita larga en hacérmelo.

Del aeropuerto cojo un tuk-tuk ya sobre las 21.30h y acuerdo con él ya la recogida al hotel para la siguiente mañana, aunque al día siguiente me dice un local que los tuk-tuk son más caros que los taxis ($10). El apartamento que he cogido está muy cerquita del aeropuerto y tiene una piscina en el rooftop que no me da tiempo a usar. Además, no hay muchos restaurantes cerca, por lo que decido quedarme e irme a dormir.

IMG_4758.JPGLlegada en Tuk Tuk a nuestro hotel en Siem Reap

Día 2 (9 de marzo): primera tarde en Siem Reap

91760208-3702-44f0-80ef-42eb5e80cc7a.JPGEn la piscina de nuestro hotel en Siem Reap

Desayuno en el apartamento y cojo el tuk-tuk que ya tenía acordado para ir al aeropuerto. A las 13h salía el vuelo hacia Siem Reap. Llego y espero a que mi amiga Allegra aterrice (en teoría llegaba una cuarto de hora más tarde pero tardó una hora porque tenía que hacerse el visado). Llegamos al alojamiento en tuk-tuk, que es monísimo, donde charlamos con una de las trabajadoras (muy graciosa) y nos reciben con un té de limón. El hotel que hemos cogido nos encanta, con una piscinita y unas cabañitas muy acogedoras. Tienen restaurante para desayunar, comer y cenar. Cuando llega Sarah hacemos una cerveza y vamos a cenar al restaurante Marum, que está muy bueno y tiene una terraza muy agradable.

IMG_4805Templo de Preah Khan

Día 3 (10 de marzo): primer día en Angkor Wat

Nos levantamos para hacer el gran tour de templos. Empezamos por el templo de Preah Khan, que es enorme y la verdad es que muy tranquilo. Nos gusta mucho.

El segundo templo fue el Prasat Neak Poan. El templo en sí puede que no sea el más bonito arquitectónicamente, pero el entorno es precioso, con un puente que cruza un lago donde hay flores de loto. El templo también está rodeado por agua.

IMG_4779.JPGEn la carretera, una de las puertas de Angkor Wat

Comemos en uno de los restaurantes de dentro de la zona, aunque no nos mata. Arroz y una cerveza.

Eastern Mebon fue el último templo al que entramos ese día. La figura del elefante la encontramos en este templo en forma de escultura. Bonita luz durante la puesta de sol.

El último templo, Pre rup, lo vimos solo desde fuera, ya que estábamos muy cansadas

e8e9e658-62a3-4f50-93d7-fb2caca8f2e4Templo de Estern Mebon durante la puesta de sol

Cenamos en el restaurante Lilypop, un sitio muy barato donde vemos que hay mucha gente local. Comida local buena con happy hour y cervezas a 0.50 céntimos. Queríamos ir al Sugar Palm, ya que la Lonley Planet lo dejaba bien, pero resulta que la dirección no estaba actualizada. Mientras esperamos, jugamos a cartas, al Shithead (un juego que nos acompañará todo el viaje).

Día 4: Banteay Drei, Ta Prohm y Kompong Pluk

285476f8-822f-4328-bbab-aa721704bff0Templo Banteay Srei

Decidimos visitar solo dos templos en vez de hacer el small tour entero para poder ir a un floating village. Empezamos con Banteay Srei, un templo que artísticamente es espectacular. Tiene unos grabados muy bien trabajados y bien conservados, aunque el templo es pequeñito. El calor ers asfixiante este día. El segundo es Ta Prohm, el templo donde se han rodado varias escenas de Tomb Rider. Aunque es impresionante, con varias raíces gigantes de árboles intercaladas con la bella arquitectura, el templo está abarrotado de gente, y es un poco agobiante. Puede que, a pesar de ser precioso, sea el que encontramos más en ruinas. Pero merece la visita.

 

b76ba4cd-b4ff-48fe-9c51-533baf001504.JPGTemplo Tah Prohm

Comemos en Vibe Asian, un sitio muy healthy vegetariano que nos gusta mucho en el que tienen burgers vegetarianas, quinoa y todo tipo de platos veganos o vegetarianos, y algún que otro dulce.

IMG_4959Komplong Pluk con el conductor de nuestro tuk tuk

Luego nos ponemos rumbo a la ciudad flotante de Kompong Pluk, a una hora de Siem Reap. Aunque es temporada baja porque hay poca agua, la visita nos impresiona. La forma de vida de los habitantes de esta ciudad nos choca mucho. Viene con nosotros el conductor del tuk tuk y nos lleva en barco un local que vive en la ciudad y nos dice que viven 700 familias en ella. El barco nos cuesta 15 dólares por persona, aunque el precio normal es 20. Vemos la puesta de sol en un bar en medio de un lago al lado de la ciudad flotante. El tuk tuk todo el día con Ko (el conductor) nos cuesta 40 dólares (le damos 5 de propina, por lo que 45).

IMG_4970Bar al que llegamos en barco al lado de Kompong Pluk

Cenamos en el hotel una pizza y pasta pasables.

Día 5: Amanecer en Angkor Wat, templo Bayon y compras en el mercado

0621f4f9-e187-4c81-9643-2982ad465078.JPGAngkor a las 7.30h

Nos levantamos a las 4.30 para ir a ver el templo de Angkor al amanecer. Es impresionante la cantidad de gente que encontramos. Aunque la hora nos encanta por la calma que transmite y la luz que hay, a mí me decepciona un poco. El templo  parecía más grande en las fotos y el sol no es grande como me imaginaba. Pero la verdad es que el templo es muy bonito y, a pesar de la gente que había viendo la puesta de sol, estamos bastante tranquilas dentro del templo. Para subir a las “torres” hacemos 15 minutitos de cola, pero las vistas son bonitas y el sol se ve genial. Después vamos al templo Bayon, que es de los que más nos impresiona y a mí uno de los que más me gusta. El templo se caracteriza por las caras de Buda esculpidas por todos lados (más de 200). Pero, una vez más, está masificado y agobia un poco. Decidimos ir al hotel sobre las 10 para desayunar y relajarnos en la piscina.

a5a23b28-27b4-43ac-9867-0fa1d5691c41.JPGTemplo Angkor recién abierto aún con poca gente

Salimos a comer al centro, concretamente en el restaurante Amok. Después de comer vamos al mercado, donde nos volvemos locas comprando (sobre todo telas, pashminas y pañuelos de seda baratísimos). Se puede regatear bastante. Para relajarnos, nos hacemos un masaje de media horita de Shiatzu mientras Sarah se depila (no recomendable la experiencia). Antes de volver al hotel para hacer el checkout, nos tomamos un helado en Fifty 5 (¡buenísimo!).

IMG_5109La ciudad de Siemp Reap, al lado del mercado

El bus hacia Sihanouk salía a las 20h. Nos viene a buscar una furgoneta para llevarnos a la estación (todo nos costó 25 dólares). El autobús es con literas, por lo que es bastante cómodo. No hay baños pero paran 3 veces para poder ir. Hacen también bastantes paradas para que suba gente local. El conductor puso música toda la noche bastante alta, una especie de techno camboyano. Pero aún así la experiencia en general es buena.

Día 6: llegada a Sihanouk y barco hacia Coconut Beach

Llegamos a Sihanouk con nubes y mal tiempo. Sihanouk es muy feo y bastante sucio, aunque hay muchos locales y tiendas para “guiris”. De la estación de autobuses cogemos un tuk tuk hasta la oficina para comprar los billetes de barco, donde nos dicen que aún podemos coger los billetes de las 8am. Cogemos el barco que para en Coconut Beach (el speed), en el que no tenemos sitio sentadas y vamos fuera un poco incómodas. El trayecto dura unos 40 minutos. Hay bastante gente joven que parece lista para disfrutar de la fiesta de la playa principal. Por suerte, nosotras no cogimos el alojamiento allí.

b8451526-9277-44c7-a4a4-9c6051dcbf69Coconut Beach

Coconut Beach es un paraíso. Nos recibe el dueño del hotel que nos lleva las maletas hasta nuestro bungalow. Después de desayunar nos relajamos en la playa, donde hay muy poca gente y el agua es cristalina. El día se había arreglado. Nos relajamos por la playa y comemos en el hotel (bastante mala la comida). Nuestro bungalow tiene unas vistas espectaculares con sillas fuera, por lo que nos ponemos a leer en nuestra terracita.

Cenamos en The Coco Hut Restaurant, en la misma playa de Coconut Beach, y encontramos que el pescado y los calamares están bastante buenos. De vuelta al bungalow vemos algo de plancton luminoso (¡precioso!).

Día 7: ruta en moto por Koh Rong

d4160cb4-c108-4ad5-baae-a0c6098f24a0Survivor Beach (o eso creemos)

Decidimos alquilar unas motos para explorar un poco. Paramos en una playa que creemos que se llama Survivor Beach. Es preciosa, con agua espectacular y rocas que embellecen el paisaje, pero también hay muchísima basura en la arena. Estamos solas y podemos bañarnos desnudas. Luego vamos a buscar algún sitio donde comer. Paramos en Sok San beach y comemos en el restaurante La Terrasse. Es más “guiri” y con platos occidentales, pero están buenos. Nos tomamos espaguetis con tomate y carbonara y pedimos postres que están buenos (brownie y cheescake).

7b995849-b68d-48b5-a3bf-beb306ef3d6aRestaurante La Terrasse

Después de comer vamos a ver una cascada (que al final no estaba) cruzando como un pueblo / resort que hay al lado del restaurante.

Ya en moto, nos paramos en una playa a pegarnos un baño cerca de Long Beach (preciosa).

IMG_5243En busca de la cascada (que no encontramos)

Vamos a ver la puesta de sol al pueblo de al lado de Coconut Beach, que se llama Cocohut. Queríamos comer algo pero es demasiado local y no nos atrevemos.

45cd8be7-18ad-4492-928e-c2845d2a932aIntentando llegar al pueblo desde Coconut Beach (intento fallido)

Así que intentamos ir al pueblo donde hay fiesta en moto pero el camino es muy complicado, así que damos marcha atrás y acabamos cenando en el mismo chiringuito de Coconut Beach (The Coco Hut).

Día 8: playa y cena en Koh Toch

Nos despertamos con un susto, ya que nos habíamos dejado las llaves puestas en una de las motos y uno de los empleados del hotel se la había llevado. Así que devolvemos la moto un par de horas tarde (nos hacen pagar 4 dólares).

67191ba9-5fd6-43ff-ba45-5a2ef71234a5.JPGRelax en Coconut Beach

Mañana de playita y relax. Comemos en uno de los chiringos de Coconut Beach al que no habíamos ido. Los noodles no me gustan mucho. Después de comer nos venimos arriba y decidimos ir andando al pueblo de la fiesta (Koh Toch), que está a una hora y media.

El camino es bonito (cruzamos playas -4km beach, Sons of beach…) y algo de jungla. En el pueblo cenamos una pizza que la hacen al horno muy buena. Tomamos un cocktail y luego vamos al bar Skybar, muy chulo y con buenas vistas. Sobre las 12.30 cogemos un taxi boat que nos cuesta 30 dólares con música camboyana a toda castaña (bastante divertido).

Día 9: masaje y puesta de sol en Long Beach

IMG_6111Paseando por Long Beach

Día de relax por la playita de Coconut Beach. Es increíble lo solas que estamos. Además, nos habíamos cogido masaje a las 11h y a las 12h. Los masajes que nos hacen no están muy bien, pero algo es algo. Una hora de masaje con aceite (te cobran más si es con aceite) nos cuesta 12 dólares.

IMG_6104Momento “acro yoga” en Long Beach durante la puesta de sol

Comemos en nuestro restaurante de siempre, y bastante bueno, como siempre. Fish and chips (pescado fresco, claro), corden bleu y pescado a la barbacoa. Al final, por la tarde nos animamos a ir a Long Beach (playa muy bonita) a ver la puesta de sol. Alquilamos motos (una media horita de camino). Intentamos encontrar algún sitio para cenar pero solo encontramos un hotel carísimos en Long Beach. Queremos ir a otra playa pero cae lejísimos y de noche la carretera no es la mejor. Así que volvemos a nuestros sitio de siempre en Coconut. Es la única pega de Coconut Beach: que todo cae lejísimos en moto y si quieres ir en barco te sale carísimo.

Día 10: “festival holi” y vuelta a Phnom Penh

Mañanita en la playa porque a las 12.30 nos viene a buscar el barco para volver a Shihanouk. Aprovechamos y hacemos nuestro pequeño festival de holi con unos polvos naturales que había traído Sarah de la India.

screen-shot-2018-07-31-at-3-12-31-pm.png

Festival privado de holi en la playa de Coconut Beach

No habíamos visto Shihanouk de día, y la verdad es que me sigue pareciendo horrible. A parte el agua está llena de basura, como ya había comentado. Todo está sucio. Pero comemos en un sitio que no está mal. Pasta y una ensalada de salmón. Nuestro bus salía a las 14.30h, pero hasta las 15h pasadas no nos recogen. En teoría duraba 4 horas el trayecto, pero llegamos a Phnom Penh pasada las 20.30h. El bus hace muchas paradas para recoger a gente local y va muy lento. Llegamos agotadas y pagamos un tuk tuk por 6 euros (caro) hasta la Belle Residence, donde dormíamos (reserva por Airbnb). Salimos a buscar algún sitio para cenar pero a distancia que se pueda andar y solo encontramos un sitio cutrillo de bocatas y pizzas thai. Nos tomamos una pizza thai (pasable).

Día 11: explorando Phnom Penh

IMG_5442Mercado Central en Phnom Penh

Allegra y Sarah se van más prontito. Desayuno con Sarah en la Belle Residence (bastante bien) y luego me quedo sola para explorar la ciudad. Antes compro un jabón exfoliante en el apartahotel y me quedo charlando un rato con el dueño, un francés que lleva unos 5 años en Phnom Penh.

Me tiro un ratito en el rooftop, que tiene piscina (aunque estaba vacía) y luego bajo para ir al Mercado Central (tuk tuk por 2 euros con Pass App). Arquitectónicamente destaca, aunque personalmente no me gusta. Es divertido por eso. Tienen de todo y puedes comer allí, aunque yo decido comer cerca del Royal Palace, a donde voy andando después de comprar un par de pañuelos de seda por 2,5 dólares cada uno.

IMG_5462Royal Palace Phnom Penh

Visito el Royal Palace sobre las 14.30 y claro, hace un calor infernal. Además, el precio de la entrada me parece excesivo (10 euros), también porque creo que había zonas cerradas por obras. El palacio está lleno de turistas chinos (los chinos suelen ir en masa, por lo que agobian mucho). Aún así el palacio es bonito. Luego decido ir al Russian Market. Quería ir al museo del genocidio pero me pareció un poco macabra y me decanto por el Russian Market. Ambos cerraban a las 17h, por lo que solo me daba tiempo a ver una de las dos cosas (a las 17h tenía un masaje en la Belle Residence). El Russian Market me parece casi más divertido que el Central. Es como un laberinto y me parece más grande. Tienen hasta arte, a parte de comida, artesanía, joyas, telas, comida… Hago más compritas, sobre todo de seda, y también incienso. De vuelta pretendo ir andando pero me pierdo, así que acabo recurriendo a una guesthouse donde me ayudan a encontrar un tuk tuk por 2 dólares.

IMG_5483Réplica de Angkor en el Royal Palace de Phnom Penh

El masaje que hacen es flojito, pero sigue siendo gustoso. Me cobran 14 dólares.

Aunque queda mucho para mi vuelo (sales a las 23h), sobre las 19.00 decido coger un tuk tuk por 7 dólares hacia el aeropuerto, ya que las tiendas y monumentos ya están cerrados y prefiero salir pronto hacia el aeropuerto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s