Qué hacer en Palermo en 3 días

TOP 5 LO PEOR
1. La Catedral 1. La suciedad y dejadez
2. La Iglesia de Santa Caterina 2. La música y el ruido del barrio donde me alojaba
3. El restaurante Bisso Bistro 3. El calor
4. Piazza San Domenico 4. La cantidad de turistas y sitios turísticos
5. Via dei Fiori Imperiali  5. Los autobuses públicos (sin aire)

 

En junio de 2017 me embarqué en un viaje de una semana por Sicilia. Empecé por 3 días en Palermo en solitario y seguí con 4 días más por el sur de Sicilia con mis amigas. Palermo me sorprendió gratamente.

Día 1 en Palermo

Llegada a Palermo sobre 2.30. El aeropuerto es bastante impresionante, con vistas al mar (está justo delante). Cojo un taxi que comparto con 7 personas más y pago 7 euros. Me deja a 5 minutos andando de mi airbnb. El apartamento es muy mono y la chica también. Está en el centro histórico, en el barrio de Castellammare, que parece un poco el Raval de Barcelona. Decido salir a investigar el casco antiguo. Lo primero que hago es comprarme un trozo de pizza (no he comido) por la via Vittorio Emanuele.

IMG_1163.JPGI Quattro Canti

Visito i Quattro Canti, que me impresiona y me gusta bastante. Son 4 fuentes muy bonitas, cada una con sus esculturas de santas arriba (que inicialmente tenían que ser esculturas de reyes) parecidas a las que hay en Roma, pero más espectaculares (de hecho están inspiradas en las Quattro Fontane de Roma). Las 4 fuentes fueron construidas en el siglo XVII. Están muy cerca de Prettoria, donde voy a continuación. La fuente es preciosa y me recuerda un poco a Florencia. Su historia es curiosa. Resulta que un duque (el Grand Duque de Toscana) la había encargado inicialmente para el jardín de su casa florentina. Tras la muerte del duque, esta fue adquirida por el senado parlermitano, que la llevó Palermo, donde se encuentra hoy en día, en 1552.

IMG_1247.JPGFuente Prettoria

Las calles de Palermo son muy decadentes y esto hace que tengan más encanto, pero la gente también es muy pobre y hay sitios que dan un poco de miedo (aunque en ningún momento me vi en peligro). Visito la Iglesia de Martorana o Santa Maria dell’ Ammiraglio, que es muy bonita, pero hay bastantes turistas. Los árboles que tiene alrededor la hacen muy apacible y los dos colores de piedra le dan un toque original.

IMG_1172.JPGIglesia Santa Maria dell’ Ammiraglio

Está lleno de tiendas antiguas muy auténticas y me encuentro un mercado (Vuccia) bastante cutre que parece improvisado, pero es muy auténtico. Hay rincones que son deliciosos. Los niños juegan en la calles y la gente hace mucha vida fuera. Subo hacia Piazza Independenza para ver la Cappella Palatina y el Palazzo Reale, pero hay una boda y no puedo entrar. Lo miro por fuera al otro lado pasando por la Porta Nuova, bastante curiosa.

IMG_1187.JPGPorta Nuova
IMG_1199La Catedral
IMG_1201.JPGLa Catedral

El palacio por fuera y los jardines Villa Bonanno están bien también para verlos. Se está muy tranquilo. Aunque sin duda lo que más me ha gustado de hoy es la Catedral de Palermo. Por fuera es preciosa. Quería verla por dentro pero solo podía ver una parte, así que volveré mañana para verla toda. La entrada de todo (terraza y tumbas) vale 7 euros.

IMG_1206.JPGTeatro Massimo
IMG_1210Piazza San Domenico

Antes de regresar a casa hago la visita al Teatro Massimo, al que quiero entrar pero no tienen cambio y me voy.  Hay rutas cada media hora. De camino a casa me encuentro con una iglesia muy bonita con una puerta verde (la iglesia de San Domenico). Me encanta esta zona. Después de descansar un rato, voy a pasear por el puerto (“La Cala“). Es muy agradable y hay algunos sitios para tomar algo y ver cómo se pone el sol.

IMG_1217.JPGPuerto o Cala
IMG_1227.JPGPuerto o Cala

Me encuentro un par de edificios bonitos que me sorprenden por el camino: el primero es la Chiesa de Santa Maria della Catena, con unos arcos y columnas muy bonitos, también rodeada de verde, que casualmente es de estilo gótico catalán. Fue acabada en 1520.

IMG_1218.JPGChiesa de Santa Maria della Catena
IMG_1224.JPGPorta Felice

La segunda construcción es Porta Felice, al lado de Mura delle Carive, que debe su nombre a Donna Felice Orsini y que fue construida en 1582 para dar un acceso monumental al que ahora es el Corso Vittorio Emmanuel. Con la Segunda Guerra Mundial la parte derecha quedó destruida, pero fue reconstruida.

Antigua Foccacceria de San Francesco

Acabo el día con una cena muy local en la Antigua Foccacceria de San Francesco, recomendada por un amigo siciliano. Me pido un Schiticcio Vucciria, un mix de recetas típicas de Sicilia (caponata, arancino, pane Ca’ di Meusa…) con un cannolo de postres. Todo muy bueno, aunque demasiado rebozado para mi gusto. El sitio es muy auténtico (si hay un adjetivo que define Palermo es “auténtico”).

Día 2 en Palermo

IMG_1256Iglesia de Santa Maria dell’Ammiraglio
IMG_1250Iglesia de Santa Maria dell’Ammiraglio

Me levanto con la intención de visitar la catedral por dentro. Desayuno en el apartamento y salgo enfrentándome al calor de junio de Palermo. De camino a la Catedral me paro para entrar en la iglesia de Santa Maria dell’Ammiraglio y la iglesia de Santa Caterina.

IMG_1275.JPGIglesia de Santa Caterina
Techos iglesia de Santa Caterina

Las dos son bellísimas, pero Santa Caterina te deja con la boca abierta y, encima, es donde hay menos gente (estaba sola en la iglesia). Por lo visto esta última era una de las más ricas y fastuosas de su época, y no es de extrañar, ya que sus detalles ornamentales que decoran todas las paredes de la iglesia la hacen única. Además, está cerrada al público excepto un día al año (la gente no puede entrar a rezar ni se celebran misas). Eso sí, me parece abusivo que hagan pagar para entrar en las iglesias (en la primera 2,5 euros y en la segunda 3,5 euros).

IMG_1299La Catedral desde arriba
IMG_1284Una de las tumbas que se puede ver en la Catedral

Después me dirijo a la catedral pasando por Pretoria y Quattro Canti una vez más. La verdad es que la catedral por dentro me decepciona bastante. No es ni la mitad de bonita que las dos anteriores y pagas 7 euros por ver 4 tumbas, que tampoco destacan por su belleza, y por subir a la terraza (un pasillito con vistas a la ciudad, pero nada del otro mundo). No sé si merece la pena subir, aunque tienes vistas de todo Palermo (hasta ver el mar).

IMG_1324.JPGCappella Palatina
IMG_1333.JPGCappella Palatina

Para acabar con las visitas culturales de la mañana me acerco a la Cappella Palatina y al Palacio Real. La capilla es impresionante, y a bajo hay una sala de obras de artistas italianos del Novecento que vale bastante la pena, aunque creo que es una exposición temporal. Sin embargo, los apartamentos reales no se pueden ver y, la verdad, pagar 10 euros me vuelve a parecer excesivo, aunque creo que la capilla se tiene que ver.

IMG_1337.JPGArancini de la tienda “Arancine d’autore”

Ya sobre las 13h decido coger el bus para ir a Mondello. El calor es asfixiante. El bus se coge cerca del Teatro Politeama (bus 806) y tarda unos 20 minutos. Pasa cada 15 minutos. Por el camino me cojo un arancino, que son unas bolas de arroz rebozadas con el relleno que escojas (también recomendación de mi amigo siciliano). Es una bomba y,  aunque buenas, no es la mejor comida para un día de tanto calor.

Mondello

Mondello no es como me lo esperaba. Aunque sí sabía que era muy turístico, hay muy poca parte de la playa cedida a tumbarse en la arena libremente (sin pagar). Está llena de beach clubs que te hacen pagar unos 10 euros y que ocupan la mayor parte de la playa con hamacas y sombrillas que estropean el paisaje. Pero el agua está muy limpia y el monte de fondo hace que tenga mucho encanto. Sin embargo, no es el sitio perfecto si buscas tranquilidad, ya que como es como una piscina (hay poca profundidad), hay muchas familias con niños. Y el agua también está bastante caliente. Con dos horas yo tuve suficiente. A parte de la playa, el pueblo no merece mucho la pena.

Vuelvo otra vez en bus (si podéis andad hasta el final del paseo para coger el bus en la primera parada y coger sitio sentados). Yo si hubiese tenido más tiempo hubiera ido hasta Castellammare del Golfo o hasta Cefalú para disfrutar de la playa.

IMG_1336.JPGPiazza Bologni

Ceno en I cucci, situado en la Piazza Bologni, que es muy agradable. Me encanta con un aire un poco decadente. El personal amabilísimo. Sin embargo, la comida me la esperaba mejor. Un plato de pasta con mejillones, una copa de vino blanco y un postre me ha costado 26 euros. Eso sí, el vino excelente.

Día 3 en Palermo

2017-06-21-PHOTO-00000174Catacombe dei Cappuccini

El día empieza en el Mercato di Ballaro. Aunque es muy auténtico, me lo esperaba más grande. Me compro unas ciruelas baratísimas (50 céntimos unas 14 ciruelas) y sigo rumbo las Catacumbas. Están bastante arriba y paso, una vez más, por la Piazza della Independenza. Como yo nunca había estado en unas catacumbas (cuando he ido a Roma y París nunca me he acercado), me impresionan bastante. Me alucina que dejen exponer esto al público, aunque debo reconocer que es interesante saber acerca de esta curiosa práctica. Estas están divididas por diferentes grupos demográficos: mujeres, niños, hombres y también hay la zona de sacerdotes, familias y gente de rango social destacado. En 15-20 minutos las puedes ver.

2017-06-22-PHOTO-00000045Claustro de Monreale
Claustro de Monreale

Acabada la visita, decido coger el bus 389 en Piazza Della Independenza para ir a Monreale. Me habían recomendado la visita a este claustro situado en este pueblecito ubicado en el monte. Lo mejor es que el autobús va bastante vacío si lo comparamos con el de Mondello. Pero el calor es infernal y no hay aire. Al llegar hay que subir unos 5 minutos para acceder al claustro. Es muy bonito. La catedral abre por la mañana hasta las 12.44 y por la tarde hasta las 15h. Yo me la encontré cerrada y con el calor que hacía decidí no esperarme, pero por lo visto vale mucho la pena. Hay varios bares y restaurantes bastante turísticos.

2017-06-22-PHOTO-00000038Vistas desde Monreale

El pueblo no es muy bonito, pero tiene buenas vistas de Palermo. Vuelvo a coger el bus para bajar. De tanto andar tengo los pies molidos, así que me voy a descansar un rato.

Por la tarde quería ver el Palazzo Alliata di Pietratagliata, que también me lo había recomendado un italiano, pero resulta que este solo se puede visitar en grupo bajo reserva (me lo comenta un chico que vende gafas justo al lado). Así que me dirijo a la Galeria Regionale di Sicilia. Aunque el arte religioso no es santo de mi devoción, me parece que están muy bien las obras de esta. La entrada vale 8 euros y el edificio es muy apacible porque hay partes que son al descubierto y pasa un airecito muy bueno. Hay alguna obra de Caravaggio y varios autores seguidores de este.

2017-06-21-PHOTO-00000008Spaghetti Vongole Bisso Bistro

Después quería ir al Museo della Inquisizione, pero la verdad es que estaba muy cansada y resulta que este museo solo se puede ver con visitas guiadas que empiezan cada media hora (cierra a las 19h). Lo tuve que dejar para mi próxima visita a Palermo. Este día cené en el Bisso Bistro, y fue una elección excelente. Escondido tras un cartel de librería, es un sitio muy mono con mucho ambiente. Aunque parece muy local, había también bastante extranjero como yo. Al ir sola me pusieron en la barra. Unos spaghetti alla vongole buenísimos y una copa de vino blanco (no tan buena como la del día anterior en I cucci). Todo por 10 euros. Mi última cena en Palermo. Al día siguiente acababa mi aventura en solitario y mis amigas me venían a buscar para dirigirme a Catània.

Un comentario en “Qué hacer en Palermo en 3 días

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s