Road trip – Viaje al sur de México: Yucatán

(continuación de la primera parte del post donde habla de la parte del viaje de Road trip – Viaje al sur de México: Yucatán, Chiapas y Quintana Roo (I))

Yucatán

Día 1: llegada y noche en Cancún

Llegamos a Cancún ya de noche. El aeropuerto nos pareció un horror. Hay muchas colas para poder salir, mucha gente fuera, hasta convertirse en algo agobiante, y el alquiler de coches fue como si nos estuvieran atracando, ya que nos intentaban vender todo (el seguro más caro, el gps…). Además, hacía mucho calor y llovía. Era como si estuviéramos dentro de una olla con agua hirviendo. Para redondear la llegada, nos costó mucho encontrar el alojamiento. Ya era de noche y la zona donde estaba ubicado, cerca del aeropuerto, daba miedo. Pero al final nos vinieron a buscar nuestras anfitrionas. Nos comentaron que en realidad la zona era muy segura.

img_8399

Templo de Kukulkán, en Chichen Itzá

Día 2: Chichen Itzá, cenote Ik-Kil y Mérida

Salimos sobre las 8.30 de Cancún hacia Chichen Itzá. Nos despedimos de nuestra anfitriona, la cual nos explicó un poco la zona, aunque nos asustó diciéndonos que tardaríamos 4 horas hasta Chichen Itzá (en google maps nos ponía dos hora y poco, que finalmente es lo que tardamos). Hemos comprobado que en México cada uno tiene su propio concepto del tiempo y las distancias. La carretera estaba en muy bien estado. Nuestra percepción cambió por completo. Ese día el sol nos sonreía y toda la inseguridad y el mal rato que pasamos la noche anterior se nos borró por completo. A 50 minutos de Chichen (como le llaman los locales) nos paramos en un control de aduana y allí compramos la por 29 dólares con parking y comida incluida. En el sitio había comida para desayunar algo.

IMG_8476.JPG

Llegamos a la ruinas sobre 10:30-11:00h, y en 3 horas  las vimos. Eran bastante impresionantes, pero había mucha gente y muchos vendedores de por medio que hacía que el paisaje perdiera un poco de encanto. Antes de comer nos acercamos a pegarnos un baño al cenote Ik Kil (hacía un calor de muerte), el cual está a 5 minutos en coche. Aunque fue muy refrescante, el cenote estaba a rebosar. Parecía un poco Port Aventura. Y bañarse la verdad es que da bastante impresión por la profundidad que tiene.  Allí nos tomamos una cerveza mientras nos secábamos, ya que no llevábamos toalla. Después fuimos a comer y la verdad es que  la comida estaba bastante buena por ser de un hotel turístico (Hotel Mayanland).

IMG_8496.JPGCentro de Mérida

Nos pusimos rumbo a Mérida sobre las 15:00 y tardamos 2 horas en llegar. El airbnb era una pasada y nuestro host muy simpático. Pasamos la tarde en Mérida con buen ambientillo.

IMG_8501
Nachos de el Cardenal de la Cantina

Después de dar un paseo y de mirar diferentes restaurantes que nos habían recomendado, acabamos cenando en el Cardenal de la Cantina, el cual estuvo muy bien aunque las raciones son enormes (con unos nachos nos hubiese bastado). Nos costó 246 pesos con 2 margaritas y 3 platos.

IMG_8538.jpegGruta de Santa María

Día 3: Cenotes Homun y Muna

Erin y su marido, los hosts de airbnb, nos prepararon un desayuno increíble. Aunque antes, nada más despertarse. Salimos de Mérida sobre las 10 rumbo Honum, un pueblo con muchos cenotes lleno de niños con fotos de cenotes intentando vender tours. Al final decidimos meternos por nuestra cuenta en las grutas de Santa María, una de las muchas que hay. Lo más increíble del viaje en ese momento, ya que estábamos solos. Al salir vamos al restaurante que hay justo delante de las grutas y nos tomamos una cerveza y unos nachos que nos sirven en vez de las patatas fritas que pedimos, todo por 50 pesos.

img_8557Cenote de Santa Rosa, Honum

En el restaurante nos consiguen un chico de confianza que nos hace una ruta de cenotes con un tuc tuc. Dejamos el coche en el parking del restaurante para más seguridad. Visitamos los siguientes cenotes:

  • Cenote Yaxbacaltun, que es descubierto y con una cuerda para tirarse. Muy bonito pero con mucha gente.
  • Cenote Santa Rosa, para mí uno de los más bonitos con las luces que tenía. Es cerrado y no había tanta gente. Tienes dos trampolines de madera para tirarse.
  • Cenote Tzaujunkat, el más antiguo con 60-70 años, pero también el que estaba más lleno de locales por la proximidad al pueblo. Igualmente era muy bonito.

Los caminos son muy complicados, por lo que mejor no haber cogido el coche. Nos ponemos rumbo a Muna sobre las 15.30. Por el camino nos encontramos con un retén (control de policía) que nos hicieron parar. Esto nos retrasó un poco el viaje. Llegamos a Muna sobre las 17.30 h. La casita donde nos quedamos era muy auténtica en medio del poblado. Dejamos las maletas y salimos a investigar Muna. Nos encantó el pueblo. Entramos en la iglesia que daba a la plaza central, la cual estaba llena de pájaros. Cenamos por el centro (los restaurantes abrían a las 19h).

img_8610Edificio Norte del Cuadrángulo de las Monjas, Uxmal

Día 4: Uxmal, Cenote Kankirinxche y Celestún

A las 6.30 ya estábamos en pie. Aunque ya lo sabíamos, Daniel, que es guía turístico, nos insistió en que fuéramos a Uxmal pronto por la mañana para no encontrarnos a gente. Y así lo hicimos. Llegamos a Uxmal sobre 8:15h, y fue todo un acierto. Había poquísima gente y pudimos visitar las espectaculares ruinas muy tranquilos. Sobre las 10 ya las habíamos visitado y, como era pronto, decidimos visitar el cenote de Kankirinxche antes de ir a Celestún.

IMG_8669 (2).jpegCenote Kankirixche, Abala

Fue todo una aventura, ya que no estaba muy bien indicado. El cenote está pasado el pueblo de Abalá, a varios km siguiendo la carretera asfaltada, hasta que llega una indicación que pone “ruta anillo de los cenotes”. Giras allí y te metes por un camino que es bastante complicado. Hay varios km de este caminito. Finalmente llegas a la indicación del cenote. En este el bar aún no está acabado, pero sí que hay servicios. Es un cenote medio abierto, medio cerrado, con agua cristalina y un fondo muy hondo en el que se puede hacer submarinismo, ya que hay grutas. Es bastante impresionante. Nosotros teníamos las gafas de bucear y nos metimos un poco. Enrique hubiese buceado con bombona, ya que vimos que había un grupo que se había adentrado, pero finalmente pasamos.

IMG_8699 (2).jpegVistas del restaurante del hotel en Celestún

Nos pusimos rumbo Celestún sobre las 12:00h. A 70 km las carreteras hacia Celestún se complican con muchos baches y pasando por pueblos, por lo que tardamos más de lo esperado. Además, nuestro hotel estaba a media hora del centro por un caminito complicado, por lo que al final llegamos al hotel a las 14:30h. Estábamos muertos de hambre, así que dejamos las maletas en recepción y fuimos a comer al restaurante del hotel Xixin. Fue un momento fantástico. El restaurante tenía espectaculares vistas al mar y la comida estaba muy buena. Al acabar fuimos a instalarnos a la habitación, que era espectacular.

img_8758-2Ría de Celestún con flamingos de fondo

Día 5: Celestún: playa y tour por la ría (flamingos)

Nos levantamos sobre las 7:30 y nos instalamos en la playa del hotel después de desayunar algo. Sobre las 11:00 dejamos el hotel (con mucha pena) y nos vamos a dejar las maletas al nuevo. Sobre las 13:00h llegamos a la playa de Celestún, la cual está llena de barcos y gente que te vende los tours de flamingos, y ya hay bastantes turistas esperando a subirse a los barcos. Comemos en Los Pampanos, un sitio recomendad en la Lonely Planet y que las del hotel también nos habían recomendado.

A las 14:00 cogemos el barco para ir a hacer la ruta por la ría de Celestún e ir en busca de los flamingos. A nosotros se nos había acercado un tal Luis (los pescadores nativos le llamaban “el boxeador”) que nos había dicho que lo avisáramos cuando acabáramos de comer, y así lo hicimos. Los barcos cuestan 200MX por persona con un mínimo de 6 personas. Como queríamos ir solos, pagamos 1200MX entre los 2 (60 euros). El paseo fue una pasada y pudimos ver a los flamingos (aunque un poco de lejos para no asustarlos). Duró 1 hora y poco, dependiendo de si encuentra flamingos pronto. Está llena de cocodrilos, pero nos dijeron que los cocodrilos solo se veían de noche. A las 15.30h, a la vuelta, dimos una pequeña vuelta por el pueblo, que es muy auténtico.

Dónde dormir en Yucatán

img_8376Habitación de nuestro airbnb en Cancún
img_8375Baño de nuestra habitación en Cancún
IMG_8377.jpegPequeña cocina de nuestro airbnb en Cancún
IMG_8382.jpegJardín con piscina de nuestro airbnb en Cancún con nuestra anfitriona
  • Cancún

Estudio con al lado del aeropuerto: se trata de un pequeño estudio anexo a la casa principal donde vive Stephanie con su madre y su hermano. Ellas son encantadoras y la casa estaba muy bien. Aunque la habitación no tenía grandes lujos, caímos rendidos, y está a solo 10 minutos del aeropuerto. Lo usamos solo para dormir la primera noche, ya que llegamos sobre las 22:00 y a primera hora nos fuimos a Chichen Itzá sin regresar a Cancún (fotos de arriba).

IMG_8490.JPGNuestra habitación en Mérida
IMG_8506.jpegBaño matutino en nuestra casa de Mérida
IMG_8518.jpegDesayuno con granola casera hecho por nuestra anfitriona Erin
IMG_8517.jpegErin, nuestra anfitriona, en la cocina de la casa donde nos alojamos
  • Mérida

Habitación muy cerca del centro de Mérida: sin duda fue una de nuestra mejores experiencias en México. Erin y su familia (su marido, su hijo, y sus padres, con los que coincidimos) son encantadores, y la casa es preciosa. La habitación, muy grande, cuenta con baño privado y está separada de la casa principal por la piscina y el patio de en medio. Erin nos preparó un desayuno buenísimo por la mañana (fotos de arriba).

img_8597Claudia con nuestro anfitrión Daniel en Muna y el delicioso desayuno que nos preparó
  • Uxmal

Habitación en Muna: esta fue otra gran experiencia, ya que Daniel, nuestro anfitrión, era encantador y, al igual que Erin, nos preparó un desayuno espectacular: huevos revueltos con camón y queso y un capuccino delicioso. La habitación no es de lo más cómodo, la verdad, y compartes el baño con toda la familia, pero Daniel y la autenticidad del sitio lo compensan con creces. Y el pueblo de Muna tiene mucho encanto. Está a solo 15 minutos de las ruinas de Uxmal (fotos de arriba).

  • Celestún
img_8700-2Vistas desde el restaurante del hotel Xixim
IMG_8705 (2).jpegPiscina privada y hamaca en hotel Xixim
 IMG_8720 (2).jpegVistas desde el bungalow del hotel Xixim
IMG_8724 (2).jpegBungalow en el hotel Xixim
IMG_8725 (3).jpegSofá y cama del hotel Xixim
IMG_8729 (2).jpegPlaya del hotel Xixim
  • Hotel Xixim: la verdad es que este hotel era caro, pero mereció la pena porque era un paraíso. Nos pusieron en una habitación premium sin que lo pidiéramos, con piscina privada y vistas al mar, a parte de un baño cuya ducha tenía también vistas al mar y una ducha muy grande. Además, la comida del restaurante es excelente y el servicio muy bueno. Te traen café a primera hora con un bizcocho delicioso. Puedes coger gratis los kayaks que hay en la playa (fotos de arriba).
IMG_8784 (2).jpegHotel Playa Maya: embarcadero
  • Hotel Playa Maya: aunque no estaba tan bien como el Xixim, este hotel también está delante del mar y tiene una especie de embarcadero desde donde se puede ver una bonita puesta de sol. La comida no es tan buena, y el servicio tampoco, la verdad, pero no estaba mal (foto de arriba).

Continuar leyendo en Road trip – Viaje al sur de México: Chiapas

2 comentarios en “Road trip – Viaje al sur de México: Yucatán

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s